5 Formas de Adelgazar con Miel que no Conoces

¿Sabias que se puede adelgazar con miel? La miel es uno de los alimentos naturales más antiguo, la misma aporta gran cantidad de energía la cual posteriormente es absorbida de forma directa por la composición de sus azúcares.

Es el endulzante natural más recomendado y utilizado a nivel mundial, y como si fuese poco, está compuesto por aminoácidos, vitaminas y minerales, por ende se suele recomendar mucho que esté presente regularmente en nuestra alimentación.

La miel es producida por las abejas, quienes primero recolectan el néctar de las flores y también las secreciones provenientes de algunas plantas e insectos. Posteriormente, las abejas se encargar de añadir otros elementos determinados para así elaborar la miel, esta es almacenada en un espacio húmedo, específicamente en los panales de cera para que así se lleve a cabo el proceso de maduración.

Como adelgazar con miel

Un dato muy interesante acerca de la miel, es que ésta está compuesta inusualmente por sustancias químicas que hacen que se conserve fresca por un tiempo bastante prolongado, de hecho se han encontrado envases con miel aún fresca en tumbas de Egipto. La misma se caracteriza por tener un nivel mínimo de humedad y por ser muy ácida, lo cual hace que las bacterias y microorganismos la eviten lo máximo posible.

Por estas razones y más, desde siglos atrás la miel se utiliza como un remedio natural, por ende la miel no solo funciona solo para endulzar y disfrutar de su exquisito sabor, sino que también sirve para tratar distintas afecciones e inclusive hasta para adelgazar.

Los beneficios de la miel

  • Controla el azúcar en la sangre: Aunque puede sonar un poco ilógico, así es, la miel es capaz de controlar los niveles de azúcar en la sangre, y la razón de esto se encuentra en el equilibrio de su composición en cuanto a glucosa y fructosa. Cuando la miel es consumida, la dosis de fructosa posibilita que glucosa la absorba el hígado para convertirla en glucógeno y luego ser transportado al corazón, los riñones, las células rojas y el cerebro. Esto hace que funcionen mejor los órganos, que se elimine la glucosa del torrente sanguíneo y por consiguiente disminuye los niveles de azúcar en la sangre.
  • Te permite dormir mejor: Si comes un poco de miel antes de ir te a dormir, estarás almacenando glucógeno en el hígado para posteriormente suministrarlo a la sangre cada vez que el cerebro lo precise, y así no suceden los problemas típicos de cuando el cerebro detecta un nivel de glucógeno. Asimismo, el consumo de miel te permite relajarte y tener mejor calidad de sueño en la noche debido a que contiene azúcar y esta hace que el organismo segregue insulina, estimulando de esta manera la segregación de melatonina que es la hormona que se encarga de regular diariamente el sueño.
  • Contrarresta el estreñimiento: La miel está compuesta por determinados elementos, los cuales cuando ya se encuentran en los intestinos, empiezan a comportarse como si se tratasen de una fibra vegetal aunque su objetivo principal es aportar energía. Al comportarse como fibra, pueden captar el agua e incrementar el tamaño de las heces, originando gases y generando movimientos en los intestinos, por ende funciona como un laxante moderado.
  • Optimiza el cerebro: El buen funcionamiento del cerebro y que además el mismo esté saludable es fundamental, y para esto se precisa de brindarle la cantidad de energía necesaria para que así las células puedan funcionar como es debido. El calcio es imprescindible para que el cerebro funcione debido a que las neuronas hacen uso del mismo para la generación de señales eléctricas y así transportar los mensajes entre las mismas neuronas. Por ende, está comprobado que la miel es muy buena para la absorción y fijación del calcio, haciendo que el cerebro pueda funcionar sin ningún tipo de problema.

Maneras para adelgazar con miel

Adelgazar con miel como alimento

Aunque es un alimento bastante alto en calorías, es excelente para bajar de peso. El motivo de adelgazar con miel es debido a que es mucho más dulce que el azúcar, se necesita menos cantidad para endulzar la comida, lo que significa que estarás consumiendo menos calorías. Asimismo, es importante saber que el azúcar lo único que aporta a tu organismo es glucosa nada más, mientras que la miel es muy nutritiva ya que te brinda aminoácidos, vitaminas y sales minerales.

Además, adelgazar con miel es bueno ya que cuando se absorbe, se hace de forma lenta, por lo tanto, si realizas algún deporte, puedes sacarle provecho a la energía que aporte la miel y la quemas a una gran velocidad.

Esto significa que adelgazar con miel es muy beneficioso, por lo que si estás tratando adelgazar, la miel puede ser un gran aliado para ti. No solo estarás recibiendo gran cantidad de nutrientes, sino que también estarás reduciendo el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Maneras para adelgazar con miel

Miel con zumo de limón

El zumo de limón con agua caliente y un poco de miel es excelente para bajar de peso, aún más si lo consumes en plena mañana. La miel posee vitaminas, minerales y aminoácidos, los cuales te ayudarán a que tu metabolismo funcione como es debido y así el alimento sea usado correctamente y la grasa sea convertida en energía que volverás a utilizar. Esto combinado con el efecto del zumo de limón, que cuenta con vitamina C y esto contribuye en la quema de grasa.

Miel con canela

Combinar miel con agua tibia y canela te hará bajar de peso con mucha efectividad, ya que de igual manera se ha determina que la canela también es muy útil para la pérdida de peso ya que regular los niveles de azúcar de la sangre, esto hace que sea una combinación muy poderosa para adelgazar.

Vinagre de manzana y miel

Esto hace que se te disminuya el apetito, por lo que estarás ingiriendo menos calorías, además te fortifica el sistema inmune y hace más rápido tu metabolismo. Solo deberás utilizar una cucharada de vinagre de manzana, una cucharada de miel, mezclar ambos ingredientes y tomarlo antes de irte a dormir.

Beneficios de adelgazar con miel

Miel con leche

Con tan solo añadir una cucharada de miel a un vaso de leche, sin importar que la misma esté fría o tibia, y consumiéndolo todos los días, podrás ver los resultados muy pronto en cuanto al peso que habrás perdido. Inclusive, no solo estarás controlando tu peso corporal con esto, sino que también estarás fortaleciendo tus defensas.

Reemplazar el azúcar con miel

La miel aporta una cantidad considerable de energía ya que está compuesta por azúcares, y lo mejor de todo es que estos son muy saludables ya que el organismo los asimilar de mejor manera. Asimismo, la miel hace que aumentes menos de peso en comparación al azúcar. Los azúcares se liberarán progresivamente en la sangre, motivo por el que no subirá la insulina y los azúcares no se convertirán en grasa.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com