Arma adecuadamente una cruz roja en tu hogar

Esto debería ser una ley que, en ningún hogar, oficina, centro comercial, cualquier lugar donde las personas frecuenten, no debe faltar un botiquín de primeros auxilios. Pero volviendo a la vida de casa, la caja de cruz roja del hogar es muy importante porque en ella se encuentra todo lo necesario para atender una emergencia y brindar a la persona afectada los cuidados primarios que necesita para mantenerse con vida y estable mientras llega la ayuda profesional o sencillamente para proporcionar alivio de cualquier problema de salud común.

¿Cómo es la caja de cruz roja?

Sin tantas explicaciones, es un cajoncillo no muy grande, con distribuciones internas para separar medicamentos de instrumentos y tener todo lo más organizado posible, regularmente es una caja de madera o metal que se identifica en su portezuela con una cruz roja grande, se coloca en un lugar accesible y plenamente visible, pero en alto para que los niños no puedan alcanzar sus contenidos y causarse algún accidente con ingesta de medicamentos, herirse con algún instrumento o jeringa.

¿Que debe contener la caja de cruz roja?

Instrumental que puede haber en el hogar: Se necesitan varias cosas para atender una emergencia en casa, lo principal es el instrumental básico, un termómetro (de mercurio o digital), tensiómetro (digital o de manómetro de mercurio), un estetoscopio (que regularmente se incluye en el equipo del tensiómetro), medidor de glucosa (glucómetro) si en la familia hay personas con diabetes.

Insumos: gasas estériles, al menos 2 o 3 paqueticos. Algodón hidrófilo (motas o tubo), adhesivo plástico o de papel, hisopos o aplicadores, guantes de látex descartables por lo menos 3 pares, paletas baja lengua y para aplicación de ungüentos. Vendas elásticas desechables, banditas o curitas.

En cuanto a los medicamentos básico que se pueden usar sin prescripción, aunque siempre es recomendable el no auto medicarse tenemos:

botiquin_primeros_auxiliosPara el dolor de cabeza y malestares de resfriado, acetaminofén o paracetamol, es el mismo medicamento, pero con sus distintos nombres comerciales, es ideal para bajar la fiebre, calmar el dolor de cabeza y hasta tiene cierto poder desinflamatorio si se toma constantemente como tratamiento prescrito. Algunos productos derivan de este, como el diclofenaco (tanto el sódico como el potásico) y se usan justamente como desinflamatorio en casos de afecciones leves. También para alivio de dolor por golpes o torceduras musculares. Cuando el dolor es mucho más severo, el paliativo es ibuprofeno y sus derivados (comúnmente conocidos como AINE´s (analgésicos no esteroideos) que algunas personas no pueden tomar ni se deben usar en casos de fiebres endémicas).

Otros medicamentos necesarios en casa:

Jarabes para la tos, de preferencia compuestos naturales, ungüentos para golpes, cremas dérmicas para las picadas de insectos, crema para quemaduras (la de mayor uso y recomendación es a base de protosulfuro), agua destilada, alcohol etílico, alcohol isopropílico, agua oxigenada (peróxido de hidrogeno) solución fisiológica, píldoras para dolor abdominal (por excelencia se usan las formulas a base de N-Butil bromuro de Hioscina) antidiarreicos (Loperamida, lactobacilos), solución a base de yodo para limpiar heridas superficiales.

Los medicamentos para otras afecciones, deben ser recetados por un médico, no debe tenerse en la caja de Cruz Roja: antibióticos, estupefacientes, somníferos ni medicamentos prescritos para tratamientos específicos.

Siempre existira en un botiquín que se preste:

  • Tijeras
  • Una pinza fina
  • Gasas
  • Vendas
  • Esparadrapo
  • Jabón
  • Desinfectante
  • Agua oxigenada
  • Alcohol
  • Termómetro
  • Guantes esterilizados
  • Algodón

Si deseas conocer más sobre estos materiales te recomiendo acceder a la wikipedia!!!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *