4 Increíbles Remedios Caseros para la Circulación Sanguínea

Si presentas inflamación en los pies, sientes hormigueos ocasionalmente y además tus extremidades están frías, entonces lo más seguro es que estés padeciendo de problemas en la circulación sanguínea, lo cual es muy común hoy en día.

Pero antes de profundizar el tema de problemas circulatorios, es crucial tener conocimiento de lo que es la circulación sanguínea.

Por lo tanto, la circulación sanguínea se define como la trayectoria que atraviesa la sangre por todo el cuerpo mediante circuitos que son completamente cerrados y conformados por los vasos arteriales y venosos.

Este proceso comienza desde el corazón, ya que el mismo es el encargado de expulsar desde su parte izquierda la sangre de las arterías. Luego la traslada hacia los distintos órganos del cuerpo humano. Posteriormente, la sangre se filtra a la pared de las venas para así retornar al corazón por su lado derecho.

La zona derecha del corazón cumple las funciones de expulsar la sangre hasta los pulmones para que así la misma sea oxigenada nuevamente. Para finalizar el proceso, la sangre retorna a la zona izquierda del corazón para que se repita otra vez el ciclo, y así sucesivamente. Inclusive, la circulación de la sangre no solo brinda oxígeno, sino que también le otorga a las células la nutrición que precisan.

Problemas de la circulación sanguínea

Por ende, el sistema circulatorio cumple diferentes labores, ya que transporta los nutrientes y el oxígeno a las células y también recolecta los desechos del metabolismo que deben ser eliminados luego a través de la orina, y por el aire que se exhala de los pulmones el cual tiene un alto contenido de carbono.

De todas estas labores es responsable la sangre, ya que la misma se encuentra en constante circulación. Asimismo, el sistema circulatorio cuenta de igual forma con otras funciones, tales como contribuir en las defensas del cuerpo, controlar la temperatura del cuerpo, trasladar las hormonas, etc.

Problemas de la circulación sanguínea

El sistema vascular se compone de un conjunto de vasos sanguíneos. En esta están incluidos las arterias, las venas y los capilares, y mediante éste se transporta la sangre desde el corazón para que luego sea devuelta al mismo. Por lo general los problemas de la circulación sanguínea se manifiestan mediante un debilitamiento de la misma y una disminución de la presión sanguínea.

Los problemas relacionados al aparato vascular son bastantes habituales llegando inclusive a ser de gran complejidad y alto riesgo para la salud de las personas. En ocasiones las arterias pueden aumentar su grosor y volverse rígidas, lo cual es denominado como arteriosclerosis.

Los coágulos de la sangre son capaces de provocar una obstrucción de los vasos y no permitir el paso de la sangre al corazón o al cerebro. También está el caso de que los vasos sanguíneos se debilitan y se rompen, lo cual conlleva a una hemorragia interna.

Remedios para la circulación sanguínea

Síntomas de los problemas circulatorios

Los problemas de la circulación sanguínea son unos de los más frecuentes en la personas a nivel mundial, y un dato curioso es que estos problemas suceden con mayor frecuencia en la estación de verano porque es ahí en donde los hospitales reciben a más pacientes que acuden por este tipo de problemas.

Cuando la sangre no circula adecuadamente, puede acarrear diferentes consecuencias en el cuerpo, siendo algunas de estas notorias para la vista humana. Entre las más comunes se encuentran:

Hormigueo y picazón

Cuando una extremidad se entumece o sientes hormigueo en la misma, esto significa que la grasa almacenada está provocando un bloqueo del flujo de la sangre en las arterias. Así, se genera un impedimento de la circulación de la sangre de forma tal que la misma no puede llegar efectivamente a las extremidades, por esta razón y que a veces sientes que las extremidades se adormecen.

Frío en las extremidades

Es uno de los síntomas más destacados de los problemas circulatorios ya que a la sangre se le complica el traslado hacia las zonas extremas del cuerpo, y por ende ocurre una disminución de la temperatura del cuerpo en los sitios perjudicados, en este caso en las extremidades.

Presencia de varices en las piernas

Esto es un problema a nivel estético que también se le denomina como venas varicosas y son originadas dado a que las paredes de las venas están débiles y ciertas válvulas no funcionan correctamente, lo que conlleva a que se produzca anormalmente sangre y por ende las venas se vuelven más gruesas.

Causas de los problemas circulatorios

Las causas de los problemas de circulación sanguínea son variadas. Por ejemplo, cuando se tiene arteriosclerosis, esto puede hacer que la sangre no fluya adecuadamente ya que las arterias en su interior se encuentran sedimentadas.

Las embolias también pueden originar problemas circulatorios ya que los vasos sanguíneos se obstruyen como consecuencias de los elementos que se trasladan en la sangre, tales como grasa o aire.

Otra gran causas puede ser que los vasos sanguíneos se encuentren inflamados, y esto se denomina como vasculitis, esta patología se clasifica en primaria y secundaria. Cuando se trata de vasculitis primaria es una enfermedad reumática inflamatoria, pero cuando se da el caso de la vasculitis secundaria, está relacionada con otras enfermedades que provocan inflamación.

Remedios para la circulación sanguínea

Infusión de romero

Necesitarás una cucharada de hojas de romero y una taza de agua. Para llevar a cabo su preparación debes añadir las hojas de romero y agua hirviendo en una taza. Luego deberás taparla y dejar que repose por 15 minutos para que procedas a tomarla. Deberás consumir una taza a diario.

 Causas de los problemas de circulacion sanguinea

Infusión de jengibre

Los ingredientes que precisarás son una cucharada de raíz de jengibre rallada y una taza de agua. En cuanto a la preparación del remedio, tienes que colocar a hervir la taza de agua y añadirle la cucharada de raíz de jengibre. Luego deja que repose por 15 minutos tapándola para luego beberla. Este remedio se consume una vez diariamente.

Pimienta de cayena

Deberás tener a la mano ¼ de cucharada de pimienta de cayena y un vaso de agua. Luego procederás a diluir la pimienta de cayena en un vaso que contenga agua tibia, es importante que este remedio lo consumas antes de desayunar.

Zumo de melón y uvas verdes

Los ingredientes que necesitan son: un vaso de agua, una rodaja de melón, una taza de uvas verdes y 4 hojas de menta. Para preparar el remedio deberás limpiar bien los ingredientes y picar en trocitos el melón y las uvas verdes. Verte todos los ingredientes en una licuadora y lícualos por unos segundos, hasta que notes que todos los ingredientes están bien mezclados. Este remedio se toma antes de desayunar tres veces semanalmente.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *