4 Remedios Caseros con Hojas de Hierbabuena

La hierbabuena es una planta condimentaría y aromática, ideal para utilizar como aderezo en determinados platillo de comida, también es excelente para la realización de infusiones.

El nombre científico de esta planta es Mentha Spicata, que proviene del latín ‘spica’ que significa ‘lanza’ y forma parte de la familia Lamiaceae. Su nombre se debe a la forma de las hojas de esta planta ya que el tallo puede llegar a medir hasta unos 30 cm. de altura.

A pesar de que la hierbabuena es conocida por la mayoría de las personas por sus propiedades aromáticas y sus múltiples usos en el mundo gastronómico; también cuenta con propiedades medicinales a las cuales se les ha sacado mucho provecho desde hace siglos atrás.

Los elementos químicos naturales que producen efectos en el cuerpo de las personas se hallan en el extracto de las hojas de la hierbabuena. Asimismo, es una planta que se cultiva con mucha facilidad y su origen se remonta en Europa, Asia y África.

Dado a que es una planta rústica, su comportamiento puede llegarse a tornarse como si se tratase de una planta invasiva, por ende cuando es cultivada en un huerto urbano de campo, se debe plantar en los márgenes y tener un control para que la misma no proceda a extenderse más allá de los lugares que se tienen establecidos para su cultivo.

  Beneficios de la hierbabuena

Lo mejor es que también es muy fácil de comprar y se puede añadir sin ningún tipo de problema a la alimentación cotidiana. Inclusive es muy nutritiva ya que aporta nutrientes como la vitamina A, el hierro, la fibra, el magnesio, el folato.

Características de la hierbabuena

La hierbabuena se trata de una hierba perdurable que cuando se encuentra en las condiciones adecuadas puede crecer hasta un metro de altura. En la zona norte del planeta, cuando el invierno se está acabando empieza a tener masas foliares de las cuales proviene el aroma tan agradable y característico de la hierbabuena.

Este aroma se expande en el ambiente al momento en que se retiran las hojas, y esto por distintos motivos, como por ejemplo el roce al caminar por ellas, la lluvia, el viento, etc.

La razón por la que este aroma es tan grato es por su elemento principal el cual es el mentol. Cuando la hierbabuena se encuentra cultivada en un huerto urbano de terraza o de balcón, tiene que estar en un sitio bien iluminado, y que en las horas donde hay mucho calor pueda contar con suficiente sombra.

Precisa de una superficie fresca que contenga materia orgánica y un nivel de humedad adecuado. En las condiciones correctas, la hierbabuena crece fácilmente y como tiene raíces largas, se puede extender de forma fácil por todo el alrededor de la zona en donde se plantó en un inicio. Sin embargo cuando se cultiva en una maceta, esto no ocurre.

La hierbabuena debe regarse con frecuencia, especialmente en la estación de verano debido a que su masa foliar es considerable. Sus flores crecen mayormente en verano, y es cuando las abejas le sacan provecho a esta circunstancia.

Características de la hierbabuena

Beneficios de la hierbabuena

  • Previene de la diabetes: El mentol cuando con una propiedad que es capaz de regular los lípidos que están en el torrente sanguíneo. En diversos estudios que se han llevado a cabo, se ha comprobado que cuando se ingiere el extracto de menta, se reducen los niveles de triglicéridos y del colesterol, y por ende a la vez se previene la diabetes.
  • Es antiespasmódica y analgésica: Ya sea mediante el consumo o usando la hierbabuena en la piel, especialmente el aceite de menta, aporta propiedades que relajan a los músculos. Al mismo tiempo, le brinda una amortiguación al cuerpo contra las sensaciones que pueden causar dolor lo cual vendría siendo una propiedad analgésica.
  • Es antioxidante: Contribuye en la regulación del proceso en que se oxidan las células, esto se debe a las sustancias bioactivas que se encuentran en las hojas de menta. Tal efecto antioxidante posibilita la prevención de los procesos de inflamación; y cuando la hierbabuena es tomada con frecuencia y se complementa con hábitos de vida saludables, disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades degenerativas crónicas, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares.
  • Combate las bacterias: La mente tiene excelentes propiedades que son muy efectivas en cuanto a su acción en las células eucariotas y en las bacterias, por lo que se puede decir que tiene diversas propiedades bactericidas. La razón de esto es que como cuenta con elementos fenólicos que tienen una acción prooxidantes, esto combate la acción de las bacterias. Asimismo, otro gran beneficio de la hoja de mente es que modula el sistema inmunológico, por lo que también se asocia como un antiparasitario.

Remedios caseros con hojas de hierbabuena

  • Para los dolores de cabeza: Para este remedio debes utilizar aceite de hierbabuena el cual se hace con las hojas de esta planta. La preparación de este aceite es muy simple, solo debes tener hojas de hierbabuena frescas, bolsa de plástico con cierre hermético, un envaso de cristal con tapa hermética, un mazo de madera y un aceite portador como por ejemplo el aceite de oliva, de almendra o de uva. Comienzas lavando con agua fría a las hojas de la hierbabuena y las colocas encima de un papel de cocina para que se sequen, luego colocas las hojas ya secas en la bolsa plástica con cierre hermético, allí cierras la bolsa y le das golpes suaves usando el mazo de madera ya que así se sueltan los aceites naturales. Ahora vas a almacenar lo que contiene la bolsa plástica en el envase de cristal y lo mezclas con el aceite que hayas escogido. Para finalizar cierras el envase, lo agitas y esperas un lapso de un día para empezar a utilizar el aceite de hierbabuena. Este aceite lo puedes usar para aliviar el dolor de cabeza frotando el aceite en la piel ya que la hierbabuena es capaz de hacer que los músculos se relajen y en ocasiones los dolores de cabeza se originan por tensión en estos.

Remedios caseros con hojas de hierbabuena

  • Para la digestión: Para favorecer el proceso digestivo, disminuir los gases e inclusive expulsar lombrices y otros parásitos, puedes poner a cocer 4 hojas de hierbabuena y 1 diente de ajo en un vaso de agua. Es importante que las hojas de hierbabuena y el ajo estén molidos. Luego procedes a tomarte el remedio.
  • Para la piel irritada: La hierbabuena cuenta con una propiedad de enfriamiento por lo que puede aliviar los síntomas cuando la piel está irritada ya sea por una quemadura, picadura de insecto o por alguna erupción. Para este remedio, solo tienes que moler hojas de hierbabuena, combinarlas con un poco de aceite de comer y aplicarlas en la zona de la piel afectada.
  • Para el mal aliento: La hierbabuena es perfecta para combatir los microbios y las bacterias, por ende masticando hojas de hierbabuena puedes combatir el mal aliento y al mismo tiempo contrarrestar problemas relacionados a la salud bucal.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com