Mal Aliento: 4 Mejores Remedios Caseros para Combatirlo!!!!

Uno de los temas más comunes y que suele perjudicar tanto la salud como la higiene de las personas, es el mal aliento el cual en algunas ocasiones también denominado bajo el término de halitosis. De hecho aproximadamente de un 50% de la población suele verse afectada por el mal aliento, aunque claro la intensidad del mismo varía.

Lo peor de esto es que el mal aliento no solo perjudica a quien lo está padeciendo sino que también se ve afectada toda persona que esté cerca. Inclusive, hay personas que ni se enteran de que tienen mal aliento y pueden pasar todo el día así sin darse cuenta, aunque en ocasiones hay personas que se lo hacen saber, generando así un ambiente muy incómodo y de vergüenza.

 Remedios caseros para combatir el mal aliento

Por lo tanto, quienes padecen de mal aliento están propensos a que sus relaciones con otras personas se vean afectadas. Asimismo, el mal aliento es considerado como un tema tabú por muchas personas, este es uno de los motivos por los cuales las personas no se atreven a decirle a otra que tiene mal aliento, cuando debería ser todo lo contrario ya que la gran mayoría de las personas no están al tanto de esto.

¿Qué es la halitosis o mal aliento?

Es importante saber que la halitosis no es considerada como una enfermedad. En realidad la mayoría de las veces se considera como una señal de que no se tiene un higiene bucal adecuada, no obstante, no en todos los casos es así ya que a veces el mal aliento puede ser ocasionado por enfermedades o por ingerir determinados alimentos como la cebolla o el ajo que instantáneamente dan mal aliento.

La halitosis es el término que se estableció mundialmente para hacer referencia al mal aliento. Asimismo, el mal aliento se origina principalmente en la zona de la boca, faringe y nariz. El olor puede ser muy notorio cuando se espira por la boca, sin embargo a veces es posible percibirlo cuando se espira por la nariz, pero cuando sucede este segundo caso entonces el motivo que lo ocasiona es externo a la boca, por lo que puede ser ocasionado por problemas en el estómago o pulmones.

Como combatir el mal aliento

Las causas de la Halitosis

Las causas que pueden dar lugar al mal aliento, la mayoría de las veces se ubican en la zona de la boca, garganta o nariz. Cuando el mal aliento radica en la boca, se origina debido a que se pudren determinadas bacterias, y esto conlleva a que las mismas produzcan elementos metabólicos sulfurados que causan el mal aliento.

  • Enfermedades de los dientes o relacionadas a estos: Una de las enfermedades más habituales de este tipo que suelen provocar el mal aliento es la gingivitis.
  • Tener una mala higiene bucal: Las bacterias son bastantes hábiles para lograr fijarse sin ningún tipo de impedimento en los espacios entre los dientes, en los dientes que tienen rupturas y tampoco en las bolsas ocasionadas por la gingivitis.
  • Sarro y restos de comida en la lengua: La lengua posee una superficie un poco áspera, especialmente en la zona en donde la misma no se le posibilita tener contacto con el paladar, esto hace que esa parte de la lengua sea ideal para que se almacenen los restos de la comida y por consiguiente se genere el sarro.
  • Tumores en la boca, garganta o nariz: La halitosis de igual forma también puede ocasionarse debido a que se desprenden pequeños pedazos del tumor, y por supuesto este se pudre y genera el mal olor.
  • Generar poca saliva: Cuando el organismo no produce una cantidad de saliva suficiente, contribuye a que se tenga mal aliento debido a que las mucosas se empiezan a secar formando así zonas en donde pueden almacenarse las bacterias. Además, algunas circunstancias como roncar, ayunar o respirar por la boca también pueden disminuir la cantidad de saliva que se produce, lo mismo que pasa con ciertas enfermedades relacionadas a las glándulas salivales. Específicamente en horario nocturno, la cantidad de saliva que el organismo produce disminuye considerablemente, por este motivo cuando las personas se despiertan en la mañana suelen tener un olor nada agradable en la boca.

Remedios caseros para combatir el mal aliento

Bicarbonato de sodio

Es uno de los elementos más utilizados para combatir el mal aliento dado a que cuenta con propiedades que elimina a los microbios y además puede disminuir la cantidad de bacterias que crecen. Asimismo también neutraliza el olor. Los ingredientes que deberás utilizar simplemente son medio vaso de agua tibia y una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Para su preparación diluirás la cucharadita de bicarbonato de sodio en el agua tibia, lo mezclas y luego con el remedio obtenido tendrás que hacer gárgaras como mínimo dos veces al día.

Perejil

Es otro de los remedios caseros más utilizados para erradicar el mal aliento debido a que posee propiedades que contribuyen a darte frescura a tu boca. Este remedio es muy simple ya que bastará con que mastiques ramitas de perejil luego de que hagas cada comida ya que de esta forma estarás beneficiándote de la clorofila la cual es de gran utilidad para eliminar al mal aliento.

causas del mal aliento

Infusiones

Las infusiones también son excelentes para tratar al mal aliento, sobre todo cuando se trata de la infusión de menta ya que es una hierba bastante popular para la elaboración de los productos destinados a la limpieza bucal ya que es capaz de desinfectar y al mismo tiempo dejar un olor muy agradable. La infusión de hojas de menta la debes preparar y consumir luego de cada comida. Lo mejor es que no solo te ayudará a eliminar al mal aliento sino que también contribuirá en el proceso digestivo.

Limón

El jugo de limón es uno de los remedios con más antigüedad cuando se trata de combatir el mal aliento. Esto debido a que está compuesto por ácido cítrico lo que hace que detenga de lleno el crecimiento de las bacterias en la boca. Para su elaboración solo precisarás un vaso de agua y un limón, exprimes el limón y posteriormente lo mezclas con el agua, con el remedio que se obtiene tienes que hacer gárgaras dos veces al día.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *