4 Magníficos Beneficios del Polen para la Salud

El Polen para la salud es muy conocido, este viene de las abejas es un elemento muy valioso dado a lo nutritivo que puede llegar a ser en la alimentación de las personas. Está compuesto por una gran cantidad de minerales, vitaminas y enzimas que hacen del Polen una manera de complementar la dieta de las personas además de que es muy bueno para el reforzamiento del sistema inmune, sobre todo cuando las personas tienen que enfrentarse a los cambios de estaciones.

El polen para la salud es un complemento de total naturalidad que es obtenido de las abejas, éstas son encargadas de recolectar el polen de las plantas para luego transportarlo hasta su panal para allí formar gránulos, los cuales de igual forma son elaborados por las mismas abejas.

 Tratamientos con polen para la salud

Los gránulos de Polen tienen un color entre naranja y amarillo, y en otras ocasiones varía entre el verde y el marrón. El gránulo lo elaboran las abejas haciendo uso del polen y del néctar de las plantas. Luego mediante un procedimiento especializado es posible recoger el polen que se ubica en la parte principal del panal de las abejas.

El polen para la salud y su recolección

El polen es la semilla masculina que poseen las plantas y es necesario para que estas puedan fertilizarse. Cabe destacar que todo tipo de flor genera un polvo de polen, al igual que determinadas frutas que también son capaces de hacerlo. Asimismo, las abejas en su juventud se alimentan de este polen y el mismo está compuesto por un porcentaje considerable de proteínas.

Sin embargo, la recolección del polen para la salud no es tan sencilla como puedes llegar a pensarlo. Cuando la abeja encuentra una flor, esta procede a asentarse y rascar con su mandíbula y patas de adelante el polen que se encuentran en polvo en el estambre, para esto deben humedecerlo usando un poco de miel que trae de su panal.

Posteriormente la abaje hace una especie de cepillado con el polvo y debe empujarlo para así lograr la recolección de este. Las abejas cuentan con unas especies de cestas o bolsas en donde almacenan el polen para la salud que recolectan, esa zona se encuentra rodeada de vellitos y se ubica específicamente en la parte externa de sus tibias. Cuando logran llenar las cestas es cuando el polvo pasa a ser un gránulo de polen.

¿Quiénes pueden consumir polen?

Todas las personas pueden consumir polen, con la excepción de quienes son alérgicos a éste. No obstante, el polen se recomienda para quienes se encuentran convalecientes y también para la prevención de ciertas enfermedades dado a que brinda al organismo beneficios para fortalecer el sistema inmunológico. También es muy útil para quienes no andan de buenos ánimos, tienen decaídas o inclusive cuando se tiene fatiga.

Especialmente, quienes son anoréxicos, pueden mediante la ingesta de polen incrementar su apetito, teniendo en cuenta que la ingesta del mismo debe ser por varios días. De esta forma estas personas pueden ir aumentando su peso y mejorar su estado de salud considerablemente.

Quiénes pueden consumir polen para la salud

De igual forma, quienes tienen horarios para trabajar o estudiar muy agotadores y por ende sienten mucho cansancio ya sea a nivel físico o mental, pueden recuperar energía, sus ganas de seguir trabajando o estudiando e inclusive optimizar su memoria gracias al polen para la salud.

Para las personas que son depresivas, nerviosas, irritables o que se estresan con mucha frecuencia, el polen también puede ser un gran aliado para ellos ya que el mismo si se consume puede mejorar el estado de estas de manera significativa.

Sin embargo, tampoco se trata de que el polen sea un producto milagroso con el cual podrás obtener inclusive una juventud interminable, ya que no se trata de eso, sin embargo sí puede mejorar la salud de los adultos mayores ya que es un antioxidante y es capaz de rejuvenecer las células del cuerpo ralentizando así el proceso de envejecimiento.

Los beneficios del polen

Trata los problemas del sistema respiratorio

Dado a que el polen cuenta con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, es excelente para el tratamiento de ciertos síntomas pertinentes al sistema respiratorio, tal como lo son el resfriado, la gripe, etc.

Cuida la piel

Si el polen de abeja es consumido, puede optimizar considerablemente el estado en el que se encuentra la piel, tan solo con haberla tomada algunos días ya empezarás a ver resultados notorios en tu piel ya que la misma contará con más suavidad y menos grosor. Asimismo, el polen es bastante efectivo para reducir el acné, la grasa excesiva y las arrugas.

De hecho, el polen de abeja puede encontrarse entre los componentes de diversas cremas diseñadas para cuidar la piel. También es muy recomendable el polen para quienes padecen de lupus y psoriasis. Además, si se usa el polen en la alimentación podrás desintoxicar a tu organismo y esto es muy bueno tanto para tu piel como para tu salud en general.

Optimiza tu visión

Los órganos suelen verse perjudicados cuando se oxidan las células, por ende los trastornos relacionados a la vista se van a incrementando a medida que transcurren los años, ya sea por tener malos hábitos como también por el efecto de los radicales libres que por supuesto influyen en la visión. Sin embargo, el polen tiene propiedades antioxidantes y esto hace que sea excelentes para optimizar la vista y además previene de que las personas sientan cansancio en los ojos y otras patologías relacionadas a los ojos, tales como la cataratas, degeneración macular, etc.

Beneficios del polen para la salud

Controla las funciones del aparato digestivo

El polen es bastante popular por su efectividad en cuanto a la regularización de las funciones del sistema digestivo. Asimismo, el polen no solamente es capaz de evitar tener indigestión, sino que también con el consumo del mismo es posible contrarresta la diarrea y el estreñimiento.

Al tener el polen capacidades antiinflamatorias y bactericidas, esto hace que sea muy sugerido para la eliminación o para evitar que se desarrollen ciertos microorganismos que son quienes se encargan de generar la putrefacción en los intestinos lo cual conlleva al padecimiento de molestias en la zona tales como los cólicos, el dolor menstrual, etc.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *