Los Mejores 4 Remedios Caseros con Ajo que No te Puedes Perder

¿Conoces algunos remedios caseros con ajo? Aunque el ajo actualmente es mayormente conocido por su uso como condimento, en realidad sus aplicaciones van mucho más allá debido a que el mismo es muy efectivo para combatir enfermedad, además te nutre y aporta beneficios para tu salud.

Inclusive, consumirlo con cierta regularidad puede optimizar tu proceso digestivo, te ayuda en la absorción de los nutrientes de los alimentos que consumes y al mismo tiempo mejora las funciones que desempeñan el hígado y el páncreas.

El ajo cuenta con muchos nutrientes y aporta una cantidad de calorías que es mínima, hasta es fuente de vitamina B6, vitamina C y manganeso. Hasta los expertos en la salud recomiendan que el ajo esté siempre presente en la alimentación de las personas porque además de disminuir los niveles del colesterol malo, también brinda protección al corazón, depura el organismo, combate a las bacterias y funciona como un antiséptico.

 Tratamientos con remedios caseros con ajo

El ajo, es una planta de la cual se utiliza su bulbo como alimento, tal bulbo se encuentra dividido en varias partes a las cuales se les denomina dientes de ajo. Científicamente es denominado como Allium Sativum; y pertenece al mismo género (Allium) que el cebollín, la cebolla, la cebolla verde, el puerro, y el ajó porro. Igualmente forma parte de la familia de las liliáceas.

Sus orígenes se remontan en el continente asiático y es conocido desde miles de años atrás. La altura de la planta de ajo puede llegar a medir hasta 40 centímetros y las flores del mismo cuentan con un tono blanco. El bulbo posee un olor muy peculiar por el cual se caracteriza el ajo.

El valor nutricional del ajo

El ajo, aunque es difícil de creer, en realidad sí aporta muchas calorías al ser consumido, sin embargo esto solo es notable a partir del consumo de 100 gr. de ajo ya que estarías obteniendo alrededor de 100 calorías.

Pero como el uso del ajo no es en grandes cantidades, las calorías que aporta por lo general son muy mínimas hasta el punto de ser insignificantes. Nutricionalmente, el ajo está conformado principalmente por hidratos de carbono, y también proteínas pero en menores cantidades.

El ajo es importante nutricionalmente, sobre todo por los micronutrientes con los que cuenta, ya que estos brindan diversos minerales tales como el fósforo, el magnesio, el sodio y el potasio. Al mismo tiempo aporta vitamina del grupo B y vitamina C.

Mejores remedios caseros con ajo

Los tipos de ajo

Existen diferentes tipos de ajos para distintos remedios caseros con ajo, sin embargo todos estos son muy similares nutricionalmente y sus diferencias son muy mínimas:

  • Ajo blanco: Es el ajo más usual, el más utilizado y conocido a nivel mundial en los remedios caseros con ajo, Este ajo se caracteriza porque su cabeza se divide en más dientes que el resto, tienen más carne y su tiempo de conservación es prolongado.
  • Ajo tierno: Es una variación del ajo que destaca porque es más suave en cuanto a sabor, su olor es menor intenso y su tamaño es menor en comparación con los otros tipos de ajo. Podría decirse que estos ajos son agarrados antes de que su proceso de maduración termine por completo, es decir que se han agarrado antes de que el bulbo crezca por complemento. Mientras que el ajo morado y el ajo blanco son utilizados mayormente para la elaboración de guisos, los ajos tiernos se utilizan generalmente para elaborar tortillas o huevos revueltos.
  • Ajo morado: La diferencia de este ajo por el resto es su color, ya que exteriormente es morado. El proceso de maduración del ajo morado es más rápido que el del ajo blanco, y por lo general su tamaño es más grande, la desventaja es que su tiempo de conservación es mejor y el sabor es bastante picante.

Remedios caseros con ajo

  • Para la gripe: En los casos en los que tengas gripe, el ajo puede ser una gran opción, y lo mejor de todo es que este remedio es bastante sencillo ya que lo único que tendrás que hace es masticar dos dientes de ajo diariamente. La efectividad de este remedio se basa en que el ajo cuenta con propiedades para contrarrestar los virus y las bacterias, esta propiedad cuando el ajo se mastica es liberada.

Beneficios de los remedios caseros con ajo

  • Para la psoriasis: El ajo cuenta con una propiedad que ayuda a desinflamar, por ende es ideal para quienes sufren de psoriasis. Para este remedio lo único que necesitarás es un poco de aceite de ajo, para la preparar este aceite necesitas 3 cabezas de ajo, 1 taza de aceite de oliva, medio vaso de jugo de limón; posteriormente procedes a lavar las cabezas de ajo con agua tibia y dejas que reposen por 20 minutos, luego de haber transcurrido ese tiempo retiras la piel del bulbo del ajo hasta que no quede nada de piel. Ponlos en una bandejas y colócalos al horno por 15 minutos a 180 °C, después cuando enfríen un poco tienes que verter en un envase (siguiendo este secuencia) el jugo de limón, los ajos, el aceite de oliva, los mezclas y nuevamente los colocas al horno a 180°C por 5 minutos, para finalizar dejas que enfríe un poco, lo cuelas y almacenas en un envase de cristal. Para la aplicación de este remedio solo tendrás que frotarte la zona con psoriasis con un poco de aceite de ajo.
  • Para las várices: Es uno de los mejores remedios caseros con ajo cuyos resultados serán notables solo si eres constante. Necesitarás tener 6 dientes de ajo, 3 cucharadas de aceite de oliva y jugo de limón. Para prepararlo tienes que cortar los dientes de ajo en cortes muy delgados como si fuesen láminas, los colocas dentro de un recipiente de vidrio con el aceite de oliva y el zumo de limón. Tienes que mezclar todo los ingredientes, tapar el envase y dejar que repose por 12 horas. Para aplicártelo, tienes que hacer uso de esta mezcla para realizarte masajes circulares en el área de las várices.

 

  • Para la tensión arterial alta: El ajo está compuesto por potasio, y esto es excelente para disminuir el sodio y además el ajo también cuenta con propiedades diuréticas, por lo que te facilitará la expulsión del líquido que tengas retenido. Los ingredientes que necesitarás son media taza de azúcar, un vaso de agua y dos cabezas de ajo (las debes rallar). Para preparar este otro de los grandes remedios caseros con ajo deberás mezclar el ajo rallado con el agua el azúcar, hasta que la mezcla se asemeje a un jarabe. Debes tomar dos cucharadas de este remedio diariamente.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com