El resfriado común, una amenaza de otras enfermedades

Resfriado, constipación, catarro, es un padecimiento que afecta a todos los seres humanos, por algo se llama “común” eso quiere decir, que nadie está exento de sufrirlo, pasa en cualquier etapa de la vida y se debe a un descontrol en el sistema inmunológico que se activa en respuesta al clima frio, de allí su nombre de: resfriado. Esto ocurre cuando el cuerpo pierde el control de su temperatura normal que debe ser de 37° C y esto disminuye la capacidad del sistema inmune para defenderlo contra ataques de patógenos de acción leve que, en condiciones normales, sencillamente rechaza o elimina eficientemente. Es altamente contagioso y se centra en el aparato respiratorio, pero el cerebro reacciona activando todos los mecanismos defensivos del cuerpo, este presente un virus o no.

Los síntomas son:

Obstrucción o congestión nasal, ardor en la faringe, escalofríos (cambios bruscos de temperatura en una especie de barridos de calor a o largo del cuerpo seguidos por otro barrido pero de enfriamiento), sudoración excesiva, pérdida del sentido del gusto, dolores musculares, sensación de presión en los oídos, ardor o irritación ocular, acompañada de lagrimeo excesivo, tos, dolor abdominal que puede o no estar acompañado de diarrea, dolor de cabeza leve y puede también presentarse una fiebre intempestiva que es una reacción del cuerpo al subir la temperatura drásticamente para compensar esa brecha en las defensas que permitió la entrada de virus o bacterias o que pudo haberla permitido, puede que haya una infección como puede que no, sencillamente el cerebro activa estos mecanismos preventivamente ante un episodio de baja temperatura que pudo haber creado esa brecha y para eliminar cualquier posible amenaza que no haya sido detectada y atacada en el momento de esta.

resfriado-comun

Como tratar el resfriado común

El tratamiento es sintomático, quiere decir que se atacará al síntoma que se presente y la idea es proporcionar cuidados paliativos para aliviar las molestias y dolencias, mas no para combatir una infección como sucede con la gripe, el resfriado tiende a confundirse con la gripe que es una infección por virus de influenza (el cual tiene distintas cepas y cada una tiene sus síntomas y complicaciones distintivas) y a diferencia de esta, no es endémica, aunque si puede contagiarse puesto que en esa expulsión que hace el cuerpo de los elementos ajenos a este, se pueden pasar de un organismo a otro. Por ejemplo, con la tos, estornudos y secreciones oculares o nasales que hagan contacto con otra persona.

Para el dolor de cabeza, lo normal es usar algún analgésico simple como el acetaminofén (paracetamol), ácido acetil salicílico o aspirina (no apto para alérgicos a los AINE´s, ni en caso de cuadros virales graves endémicos como el Dengue, Chikungunya, Zika ni Influenza H1N1, AH1N1 H5N1) esto también ayudará a bajar la temperatura, si hay dolores musculares y se ha descartado una infección viral, se pueden tomar AINE´s.

Para controlar las molestias de los escalofríos, se debe aplicar calor al paciente, mantenerlo hidratado es vital porque pierde mucho líquido a través de la sudoración y orina constante, todo esto como mecanismo de defensa del aparato inmune activando el sistema excretor. Para el malestar de la garganta, tomar infusiones de jengibre, malhojillo (limoncillo, citronella), vitamina C (jugos cítricos y medicamentos con ácido ascórbico), para el dolor estomacal, nada como un buen te de hojas de toronjil, malhojillo y anís estrella. Manténgase en reposo y si no se calman los síntomas en un par de días o máximo 1 semana, vaya con su médico, algo más puede estar pasando y el cuerpo necesita ayuda.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *