El uso correcto del termómetro

Es el instrumento de uso doméstico y medico más común para comprobar el estado de salud de una persona, se trata de un pequeño artilugio capaz de medir la temperatura corporal y determinar si la persona sufre un cuadro febril.

Existen varios tipos de termómetro y cada uno tiene también una forma específica de usarse una zona donde colocarlo, un tiempo determinado para la medición y hasta dan los resultados de manera diferente. Vamos a hacer un pequeño resumen de cada uno de ellos para aprender a usarlos.

dolor-de-cabeza

El termómetro de mercurio

Este es el más común de todos, el que en todo hogar hay, ya que es el más sencillo de manejar y hay por lo menos dos tipos, el oral y el rectal. Lo primero es desinfectarlo, se sumerge en alcohol y se limpia luego con un algodón o toalla seca limpia, se debe tomar por la parte contraria a la ubicación del bulbo de mercurio, que es de color gris, se introduce bajo la lengua por un lapso de 3 minutos. En el caso del termómetro rectal, el bulbo de mercurio es más pequeño y redondeado, se coloca en la cavidad rectal introduciendo todo el bulbo y parte de la superficie de vidrio, en ambos casos es de vital importancia que no se mueva, luego de los 3 minutos se retira y se verifica hasta que marca lego el estiramiento del mercurio dentro del tubo, esto indicará la temperatura. Cuando se coloca bajo el brazo el termómetro oral, a la temperatura que indique se le debe sumar un grado para compensar la diferencia con el calor de la boca.

Termómetros digitales

Su uso es más sencillo, también se introduce bajo la lengua, bajo el brazo en la axila o en la cavidad rectal (para el caso de los bebés) y en la pantalla al cabo de un par de minutos, aparecerá el numero indicativo de la temperatura en Celsius. Algunos de estos termómetros son programables en cuanto a la unidad y el tiempo de medición, pueden mostrar entonces resultados en grados Fahrenheit o en grados Kélvines según sea el caso. Cuando el dispositivo termina de hacer la medición, genera una alerta sonora para indicar que debe retirarse. Cuando la temperatura es muy alta, el aparto muestra una “H” (High) al lado de la temperatura, pero en cambio si es baja, mostrara una “L” (Low). Otras indicaciones de la pantalla son la falta de batería o la perdida de contacto con el área de toma, por lo que se debe repetir la medición.

Importante: En todo caso, el termómetro se debe desinfectar antes de cada medición, sin importar de cual tipo sea, las áreas de contacto deben estar estériles a la hora de medir.

Termómetro de oído por infrarrojos

Como su nombre lo indica, se coloca en la entrada del conducto auditivo sin introducir para evitar daños o molestias, también consta de una pantalla de resultados con los mismos indicadores regularmente.

Termómetro de tira o banda

Es el más difícil de leer y se hace según las especificaciones del fabricante, sus resultados se muestran en una matriz de puntos que se iluminan por la acción calórica que capta su superficie de contacto, puede ser colocado bajo la lengua o la axila, cada hilera de puntos equivale a un nivel comenzando por los 20 a 25° Celsius, la siguiente de 30 a 35° Celsius, luego de 35 a 40° y la ultima de 40 a 45°, cada punto de la hilera se cuenta como 1° Celsius y se suman todos a partir de 30°. Pueden ser de color verde o rojo según el fabricante

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 20 septiembre, 2016

    […] café, ya que este tiene el poder de neutralizar al alcohol. No está de más recordarte el cómo usar correctamente un termómetro para así puedes adelantar y prevenir este incómodo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *